jueves, 23 de febrero de 2017

Un poco de fantasía

Un dicho popular de no sé dónde afirma que cuando una bruja mata una parte de su cuerpo ennegrecía empezando por sus extremidades, pies o manos. Para evitar que se les viese y que sospechasen de ellas se ataviaban con botas altas y guantes.

Hay días en los que encontrar luz en la oscuridad es imposible. El día en el que se muere una madre o un padre; El día en el que te rindes al "nunca voy a llegar a..." y dejas de luchar; El día en el que te das cuenta de que hay más motivos para no traer más bebés a este mundo que para tenerlos... Puede que seamos una mezcla de todo eso. Los Dionisios y los Apólicos.

¿Qué mueve la vida? Sentir la muerte cerca suele ser un estímulo bastante efectivo para muchos que necesitan grandes impulsos para vivir. Otra opción es el amor, en todas sus formas, tamaños y colores. ¿Y si falla hasta el amor de madre? La pletórica se complica.





"El respiro, un limbo de muerte ¿y quién dijo que eso es un desastre?"




domingo, 29 de enero de 2017

He visto LaLaLand

He leído varias críticas por internet de esta película, grave error por mi parte, porque la procrastinación hizo que empezase escribiendo este post y acabara viendo Grand Piano (2013) protagonizada por Elijah Wood (sí, Frodo) porque una de las chicas comparaba LaLaLand con esta. No sé yo si la diarrea mental que tuve a continuación fue muy adecuada pero acabé acostándome a las tantas harta de tan corta inspiración y sin escribir ni un renglón. 

Su director es Damien Chazelle, ha dirigido y guionizado 3 películas, todas ellas han generado un gran impacto. Producida en EEUU por Summit Entertainment / Gibert Films / Impostor Pictures / Marc Platt Productions. 

Resumo el mensaje de la película así:

La vida que nunca es como esperamos.
La vida que centramos en soñar despiertos, perseguir esos sueños y sin duda alcanzarlos.
La vida, esa que invertimos en algo que creemos haber conseguido... Pero en realidad lo definido es un reflejo de lo que en principio queríamos.

Y lo único que nos queda, el landscape que nos ofrecen como sedante de ese dolor, es un aturdimiento de hacernos creer que estamos en el camino correcto cuando en realidad no hay ningún camino que seguir. 

Es la la la, todo magia y color y luego está el "and" que quiere decir "y zasca" cómete esta hostia así sin consagrar ni nada. Perdón por la expresión.

Quiero rematar el marco intencional del film afirmando su único propósito: desvirtualizar con el triunfo de 14 nominaciones a los Óscar, la racionalización romántica del éxito más certera de la historia, encubierta con canciones e indumentarias propias de un musical de Disney.

Emma Stone (Mia) interpretando a la joven actriz a punto de salir de fiesta con sus compañeras de piso.

El objetivo en la vida de un artista a mi entender es crear algo que merezca la pena contemplar. Querer hacer algo productivo y bonito  pero eso es una tarea más que difícil hoy (y no nos engañemos, también lo era hace un tiempo). 
Y con este panorama a los artistas les toca medir sus palabras dentro de un baremo de likes en facebook y followers en Twitter. No hay escape a las ideas bonitas ni a las entradas con arte si no hay suscriptores. Es un poco como el sistema, como la vida misma, como perseguir un sueño y alcanzarlo y sí al fin y al cabo estar satisfecho porque lo has logrado sin darte cuenta. Pero no eres feliz, no tanto como imaginabas, porque tu vida no te llena como se supone que debería. 
Hay un engaño al ojo del espectador, una suma de nivel que destroza la imagen que tienen de si mismos los espectadores. Puedes haber tres reacciones o la amas, o la odias, o la olvidas tal y como sales por la puerta de la sala de cine. 

Es prácticamente imposible definir estos perfiles y los motivos individuales por los que cada uno ama u odia algo pero pongo mi mano en el fuego al afirmar que si la amas, al ver la película sufres por un amor imposible por el que lucharías si estuvieses en su lugar. En este caso la trama te importa entre cero y nada y sales maravillado de las tortas que ha recibido tu cerebro en esas dos horas y cuarto sin olvidarnos de la fantástica banda sonora, los bailes y la interpretación.  Y os aseguro que a pesar de reconocer y admirar todos estos elementos yo no entro en ese grupo. 

Yo siento que me han plantado delante de mis narices algo precioso que han destrozado, momento a momento mediante una ejecución impecable (ejecución de verdugo para matizar bien) de lo que yo haría, porque es lo que me han enseñado a hacer y pensar desde niña. 
Me han dado mis ganas de soñar en forma de musical en la gran pantalla y me han dicho, esto podría pasar, podría hacer que salieses volando del cine fascinada y pensando que todo se puede lograr y que serás esa chica de película algún día. Y justo después me han dicho que no. 
Que en este mundo nos han enseñado a actuar de una forma determinada, de una manera sensata y resulta, que aunque actúes de manera sensata, aunque seas esa chica de la que sus padres están orgullosos y con la que la gente se suele comparar no vas a tocar ese clímax de película. Posiblemente alcanzarás tu meta, porque has seguido los pasos, tienes la cabeza bien amueblada y sabes que es lo que quieres y te dejas llevar por lo que hay que hacer olvidando esa parte romántica. Ese otro sueño que rechazas alcanzar, al que le restas importancia, que te da menos dinero pero más felicidad, por ejemplo.

Emma Stone(Mia) buscando a Ryan Gosling (Sebastian) en la sala de cine

Es cruel porque te lo dice pero no. Es fría y calculadora por más colores que le ponga. Es brutal como pone la luz verde, la misma tonalidad de verde por la que el protagonista del "El gran Gatsby" lo da todo. El mismo sueño y futuro que es oscuro, negro, pero no por pésimo sino por incógnita. Y a esa oscuridad aturdidora nos empeñamos en darle luz en nuestra mente y luego, nos chocamos con que la luz no era verde, lo único verde es el vestido de Emma Stone, muy favorecedor, por cierto.

El juego de colores es espectacular, el azul, el rojo, el verde y el amarillo. Todos los colores primarios que simbolizan las emociones primarias, de eso va la película, de los sentimientos e instintos primarios que se mezclan con el deber y con lo aprendido, con pensar, tal vez demasiado.

Hay un pequeño yo invisible que vive dentro y que nos grita todos los días, algunos le oímos y otros fingen no saber nada del tema pero su problema es que les da miedo creer que oyen voces. Porque  esas voces de su interior les dicen que no están bien, que deberían cambiar el rumbo y que aunque crean que hacen lo correcto, la felicidad no entiende esos baremos. 

 Emma Stone (Mia) y Ryan Gosling (Sebastian) besándose tras un baile.

By: Kiissy

martes, 3 de enero de 2017

Hola 2017

No sé como empezar esta entrada, la primera del 2017. Siento que este pequeño blog no está dando los resultados previstos. ¿Y cuáles son esos resultados? os preguntaréis. La idea era tener un feedback mucho más familiar de lo que se puede tener en WordPress o en Wix... Y así con todas las plataformas que hay para subir este tipo de contenido a Internet, sobre temas de actualidad y literatura. Realmente me gustaría saber de todos los usuarios de blogger cuáles son las finalidades de cada uno y los propósitos con los que se abrieron el blog en primera instancia y si se ha cumplido o no. 

Es difícil y no espero ningún comentario ni respuesta a esto a pesar de que mis tacitas sean lo mejor  porque no os va mucho eso de dejar comentarios o mandar correos a excepción de unas pocas en ocasiones puntuales. Pero voy a lanzar unas cuantas preguntas sobre las que creo conveniente reflexionar si tienes una página en esta casa.
Y ojo, que yo lo entiendo. No os echo la bronca por no participar activamente en el blog puesto que yo tampoco me he sentido este 2016 con el compromiso suficiente hacia este rinconcito de internet en el que, lejos de pretender ser mi diario, siempre dejo un trocito de mi corazón en él. 
¿Le veis futuro a esta plataforma?, ¿Qué falla o falta?, ¿Os gustaría que subiese contenido en vídeo?, ¿Creéis que hay un contenido específico marcado en el libro de las normas no escritas que es exclusivo o especialmente característico de Blogger?

Yo voy a comenzar mi reflexión personal partiendo una lanza a favor de esta plataforma. Como sabéis los que me seguís desde hace tiempo estudio periodismo y ya estoy acabando la carrera. Blogger no se me ha presentado en ningún momento como una herramienta en la que hacer mi trabajo y por esa razón en todas las páginas y medios en los que he colaborado o gestionado no han sido aquí, pero siento que esto tiene potencial. Un potencial que aún no se ha desplegado y que engloba a todas las ramas de la comunicación. La razón principal es que tiene compatibilidad con todos los contenidos multimedia que más se utilizan y con contenidos también hablo de tener a un botón el incluir los videos de una empresa como Youtube sin que venga nadie a cerrarte el chiringuito por derechos ni leches. 

Por otro lado en este enlace del periódico El País publicada el 2 de diciembre del 2011 (es decir, salvando las distancias con los meses, hace 5 años) en cabeza de la actualidad del día se hablaba de los periodistas bloggers más influyentes. Está claro que no podemos quedarnos parados a pensar lo rápido que cambia todo cuando el sector de los medios y la comunicación estamos hablando ya de la tercera oleada de medios digitales del siglo XXI. Exactamente, eso que estás pensando es lo que quiero decir, Blogger se ha quedado anticuado. ¿Por qué? Manejo del SEO (movidas de posicionamiento en la red para quien no sepa que es) Diseño Modular... Y lo principal y fundamental, que la gente que leía ya no lee. Y esto no es un topicazo, ya no sabemos leer más de dos horas seguidas sin regalarnos dos videos de Facebook, 10 minutitos de charlar con el móvil o mirar el correo, esta es la realidad y así os la he contado.
El audiovisual entra por el oído y por la vista, el texto entra en lo sumo y necesario, para hacer trabajos leer la wikipedia informarse para estar un poco al tanto en la prensa digital y deja de contar.

Con todo esto en mente me enfrento a Enero con todos los exámenes y trabajos finales de la universidad y con una completa conciencia de que este año ha sido el tercero menos activo con unas 35 entradas, nada que ver con las 70 del 2015. ¿Qué vendrá en 2017? Ni idea, no sé si estaré viva para finales de año o me habrá dado un infarto con todo lo que tengo que hacer, estudiar y trabajar pero sin duda que lo empiezo con ganas, con fuerza y con el firme propósito de crear contenido de calidad. 

Y para acabar, como no me gusta lanzar la piedra y esconder la mano, propongo soluciones como por ejemplo los videos en directo que ya se usan constantemente en Facebook, Twitter, etc... Podrían aplicarse aquí, no solo por la carga audiovisual y actual que supondría la modernización de esta empresa imagino ya las quedadas de blogs literarios en directo para comentar libro, debates moderados o hacer un rincón de pensar a la carta muy nuestro. Porque los que estamos en Blogger tenemos un perfil, una personalidad y unos gustos que nos diferencian del resto, si seguimos aquí y posteamos con regularidad a pesar de tener otros proyectos más prometedores en marcha, es porque tenemos mucho que decir y tal vez todavía no hemos encontrado la forma de hacérselo saber al resto.



"El mérito de las flores no es oler bien sino hacer que contemples su belleza y sientas el aroma"



jueves, 1 de diciembre de 2016

Locos de terror

Locos de terror se despojan de su aliento y gritan y cantan y bailan y ríen en máscaras homicidas y no son cientos sino miles. ¿Sabes que es lo peor? Que ellos ni lo saben.

viernes, 28 de octubre de 2016

No entiendo la "actualidad"

¡Buenos días tacitas! Por aquí estamos hasta arriba de trabajos, faena, algún que otro examen parcial (gracias a Dios porque si no en los finales me cuelgo) y sin duda con muchos proyectos literarios y no tan literarios.
Sin embargo, a pesar de estar en un trance de cosas que requieren mi atención tengo mucho que decir últimamente de la "actualidad".
Alucino con la (atención al elemento poético que viene) profunda superficialidad que está llenando este mes nuestras cabezas. ¿A quién diablos se le ocurre hoy en día poner un debate político para sacar algo más allá que un cómico tiempo en familia?; ¿Quién en su sano juicio tendría en mente poner contra la espada y la pared la salud mental de toda una generación, mediante un debate sin moderador aparente, dirigido por los influencers del momento sobre la anorexia (caso de Eugenia Cooney)?; ¿Dónde busco la sensibilidad y sutileza que me falta en el día a día si los principales encargados del mundo audiovisual de esa tarea son arrastrados por la sed de morbo de lo que parece ser un inmenso público sádico?
Si lo que decían nuestras abuelas es cierto amigos, estamos perdidos. Si de verdad "eres lo que ves", y "dime con quien andas y te diré como eres" con frases ciertas... No sé que pensar.
Doy gracias a que todo ese "feminismo" radical haya pasado a un segundo plano y que todas esas cartas de chicas "tope guays" que les piden a sus novios que se refrieguen con toda la discoteca y se beban todo el alcohol del país en una noche y luego vuelvan a casa para que puedan cuidarles en su resaca. Gracias también a que la moda de "esa es una puta, pero tía, vive y deja vivir" se haya pasado también (hipocresía pura y dura). 
Yo sé que puede sonar muy raro para la gente que no tenga relación directa con adolescentes, redes sociales o plataformas como Youtube pero es que es de eso es de lo que las cabezas de los jóvenes estudiantes están llenas y no es por ser adolescentes es porque eso es lo que les damos a través de su canal más directo de comunicación, de su ventana al mundo real, de su lista de aspiraciones.

He pasado de no poder entender a los ermitaños que viven solísimos en la montaña a querer ser la ermitaña número uno del país, llevándome a mi perro, él si que puede venirse.
Hoy por ejemplo, la gota que ha hecho colmar el vaso ha sido el tuit de una mujer que ha reivindicado mediante una foto en la que salía desnuda toda indignada de la vida, por el estereotipo de la gamer sexy que no tiene ni idea de videojuegos y que incordia a su novio desnudándose o cosas así y yo he pensado "¿y el sentido común de esta chica por que camino va?" Ojo que no digo que no lo tenga, solo que va rodando por un camino que ni siquiera entra entre mis opciones. ¿A que viene tanta indignación por eso?, ¿Y lo de desnudarse para reivindicarlo? Junto con el regreso del boom de los payasos asesinos esos que si me cruzo uno me muero del susto. No soy tan vieja ni tan joven, estoy justo en esa edad en la que debería de seguir todos estos movimientos y entender por qué tienen éxito estas cosas, cosas como la de Ana y Mía (anorexia y bulimia), Breaking Bad... (lo siento fans), pero no quiero entenderlo. No es que no pueda, es que no quiero porque entenderlo significa aceptar que vivo en una sociedad sin corazón, sin sentimientos, sin empatía y sin humanidad, que dicen "oooh" con videos de cachorros rescatados y que le dan audiencia a la muerte y tortura. Es aceptar que vivimos en un mundo artificial que no entendemos ni dominamos a pesar de haberlo creado. Y justo cuando empiezo a asimilar que nos centramos en cosas superficiales y en crear debate de cosas mínimas para olvidarnos de los problemas o circunstancias más profundas y difíciles, me tropiezo con una máxima de la ciencia que afirma que la idiotez humana es tan infinita como el universo, pues me doy cuenta de que eso es solo un argumento que he creado para justificar la idiotez del mundo en el que vivo y en el que por desgracia me incluyo, formo parte y en el que contribuyo . Por eso, estudiando lo que estudio, cuando decido que ya es el momento de moverme, de salir a los medios de hablar con la gente y desenvolverme en la sociedad, ser parte de la actualidad para poder retransmitirla... Me echo para atrás, porque me aterra ir por uno de esos caminos y no saber volver. Porque prefiero vivir un poco más pensando que todo eso no existe fomentando con mi granito de arena todo eso que no está ni bien ni mal, pero que no entiendo. Porque mientras toda esa "Acualidad" de primer mundo nos tapa los ojos hay otras cosas, no muy lejos de tu casa que luchan por captar tu atención al menos una tercera parte que el emoji de Paella para España como por ejemplo el techo de cristal, la brecha digital, la desnutrición infantil... Y quien me tache de demagoga que se vaya de este blog y no vuelva. Hasta aquí ha llegado la reflexión, queja, amargura... Como queráis llamarlo
Pretendo que para Halloween esté el nuevo capítulo de las aventuras de Fey y Merlotte con una sorpresita incluida... Un abrazo tacitas gracias por haber leído hasta el final y nos leemos en el siguiente post, o debería decir... ¿Nos vemos?






domingo, 16 de octubre de 2016

[Cap 4 Té por favor]

En el salón Mel servía té a un ser viscoso, bello en su viscosidad pero Fey no pudo reprimir un suspiro de resignación al ver que cogía con esas manos su tacita de té favorita.
-Ah, hola Fey, esta es Misterya.
-¿Se puede saber que está pasando aquí?- Reformuló su pregunta ahora con aires de superioridad sin quitarle el ojo al ser viscoso. -Mysteria, ¿a que se debe el placer?
-byoo biieeroo baartiiciipaar been blaa booroonacioon
-¿Y por eso estás aquí? La esblemérides sabéis haceros unos trajes muy bonitos Misterya, no necesitáis de mi ayuda pero si solo es eso puedo...
-No, es que no se acuerda a que ha venido-Aclara Merl.
-¿Cómo que no se acuerda?-Pregunta estresándose por segundos, menuda pérdida de tiempo.
-Pues es que la encontró el señor Bénedit medio deshidratada en su molino intentando beber.
-¿Y por eso está aquí?
-Si, él tenía que llevar a su hermana a la sastrería para prepararse y no podía dejarla a la intemperie.
-Oh vaya, con que esas tenemos, con todo el trabajo que hay... Ejem... Merl, ¿puedo hablar contigo?
-Claro, dime- Contestó concentrada en servir bien el té, sin derramar una sola gota. 
-En privado.
-¿Eh? Oh, si voy.
-Booh.. Bveeo quee booleestoo, byoo bsooloo...
-No querida, en absoluto, solo es que tengo que hablar con ella sobre... sobre el vestido, eso es, el vestido para la coronación.-Y preguntarle en que demonios pensaba dejándote entrar un día como...-Pensó Fey acalorada mientras tiraba del brazo de Merl hacia su habitación pero de pronto Mysteria exclamó:
-BLAA BOOROONAACIIOÓN, BEEL BVEESTIIDO, BEES BCIEERTOO. Byaa bloo breecuueerdoo btoodoo.
- ¿Qué?- Respondieron ambas al unísono
-¡Bteeneemoos bquee bpaaraar blaa bcooroonaaciioón! ¡Bsuu Bveestiidoo! ¡Bsuu Bvestido...!- Mysteria no puede controlarse, se echa las manos a la cabeza, su cola empieza a temblar y la capa viscosa de su piel comienza a desaparecer hasta que cae desplomada al suelo.
La taza de té se hace añicos en el suelo y se esparcen los trozos pasándole a Fey justo al lado de su pierna.
-Asustadas, hada y humana corren a auxiliar a Mysteria.

viernes, 14 de octubre de 2016

Una de esas


Soy de esas chicas, que no se definen por un poema de Defreds, de esas que prefieren estar a solas toda la tarde, que con las amigas de compras. Soy de esas que van y no saben el porque pero allí han ido y ahí están preguntándose el motivo. Y si me preguntan sonrío y si me encierran grito, pero que nunca me echen y que nunca me olviden. Soy de esas chicas que habla de la muerte sin miedo y que llora de emoción al ver un cachorrito. Soy una chica, eso creo que ya lo he dicho y no necesariamente voy con el puño en alto gritándolo con las tetas al aire y un arcoíris en el ombligo. Soy una chica y soy feminista, no de las de antes, ni rebelde ni revolucionaria, de las de verdad. Soy de esas chicas que se muere por ir al cine y encontrarse la sala vacía y que si me hacen una fiesta sorpresa me alegran para toda la semana porque sí, me gustan las sorpresas dulces, de las que puedes sacar una foto y recordarlas para siempre. Soy de esas chicas que piensan mejor temprano que por la noche y que trasnochan por enganche a su propia adrenalina, en el sofá viendo una peli. Soy de esas que no se alteran por una uña rota y eso que no perdono un mes sin hacerme la manicura permanente, porque soy de esas que se las muerden y mucho. A veces me cuesta respirar, me cuesta entenderme, me cuesta encontrar mi lugar y me cuesta no pensar en todo lo malo y en todo lo bueno, a veces soy una de esas a las que todo les supera y que no pueden controlar las ganas de caer y sentir el golpe porque eso es lo que quiero, sentir, vivir, ser una chica de esas y dios me permita encontrarlas.

Kiissy



miércoles, 12 de octubre de 2016

[Cap 3 El Silencio]

¡Buenas tacitas! Hoy os dejo un nuevo capitulo de este... ¿Experimento? que estoy creando, os dejo el 1 "Soy Fey", y el 2 "Soy Merlotte"   por si sois nuevos lectores. Espero que los disfrutéis y sin duda ¡que me dejéis en los comentarios que os parece y en que se puede mejorar! En este capítulo voy a comenzar a mezclar POV's así que espero no liarlo mucho tacitas.

El Silencio

Un nuevo día se alzaba en Denthon, el agua en el molino parecía crujir desperezándose por las viejas astas de madera. Sin duda Fey sabía que ese iba a ser un largo y muy intenso día, era la coronación del nuevo rey en Elendor y Denthon pertenecía al condado principal del reino. Tenía tantas cosas que preparar... Solo de pensar en los rizos de Merlotte se le estremecían las alas, esa chiquilla necesitaba más que un hechizo para adecentarse el cabello y su ropa... En general tampoco podía quejarse, las costureras de Denthon son realmente aburridas, no solo no les gusta mezclar la seda con el terciopelo sino que raramente lo usan para algo ya que según la señorita Cutt "la ropa no está para lucir, sino para trabajar con ella y que no se rompa" Está realmente orgullosa de los pantalones que le hizo a su marido, lleva los mismos desde hace casi 30 años. Con una mueca de reproche a sus pensamientos llegó volando hasta la ventana de la habitación de Merlotte, justo a tiempo. La ventana es fácil de abrir, pero para evitarle las molestias a Fey en casa siempre la dejan un poco abierta poniendo como tope una goma de borrar. 
-¡Merl, ya estoy aquí!- Fey entró en la sala respirando profundamente el aroma de su ahijada. Huele a tinta y un cierto toque dulce, le encanta. 
Fey no encuentra respuesta de Merlotte por lo que deja su bolsito apoyado en una repisa de su estantería y va volando hasta el baño. 
En él encuentra una cadena de oro lúcido. El oro lúcido solo puede encontrarse en Denthon, los mineros del pueblo abastecen a todo el reino de ese preciado material y a costa de mucho esfuerzo, al cumplir los 16, todas las mujeres del pueblo reciben un abalorio hecho del mismo. Es como la marca personal del pueblo, su oro milagroso. Dicen por ahí que hace muchísimos años ese oro permitía a los trolls montar dragones y que los dragones negociaban con los humanos, a cambio del oro lúcido unas cuantas escamas de su lomo. 
-¿Merl? - Pregunta con impaciencia, más que un saludo es un toque de atención.- Tenemos mucha faena, hay que prepararse para la coronaci... ¿Pero que demonios es esto?- Exclama al pasar al salón.




viernes, 30 de septiembre de 2016

Octoño mágico

Vamos a tomarnos este octubre con un buen té y la maravillosa joyita llamada "Harry Potter y el Legado Maldito" tan esperada por todos los magos de Howarts y algún que otro muggle.

No solo tenemos por delante un maravilloso Halloween este mes sino que aguarda algún que otro acontecimiento como mi cumpleaños además de muchos proyectos que se nos vienen encima y van a ser recibidos con los brazos abiertos.

Lamentablemente y por ese mismo motivo tacitas mías sin duda alguna este año el número de entradas bajará con respecto al pasado pero "I solemny swear that I am up for no good" y que os va a gustar.

Me despido de este post con una canción realmente pegadiza que no consigo sacarme de la cabeza y un beso enorme tacitas, ¡mucho azúcar!

Kiissy


lunes, 5 de septiembre de 2016

[Cap 2 Soy Merlotte]

Todos me dicen que el mundo está por cambiar, que los de arriba venerarán a los de abajo y todo lo que hoy es maltratado dentro de poco será respetado. Dicen que tendremos suerte si nuestros biznietos no ven el fin del mundo con tanta guerra y tan poca paz. Que estamos destinados a abandonar y ser abandonados, a reprocharnos la soledad una eternidad tras otra, pero eso suena como si todos hubiésemos contribuido a despojar al mundo de su integridad. Yo, que no he quitado ni una sola vida, no he construido armas ni he incentivado ningún signo de violencia... No he profanado ni maldecido pero he caído en picado a la velocidad de la luz y yo me pregunto cómo es eso posible si no me ha dado tiempo ni siquiera a tirarme. Así me siento cuando me dicen que el mundo está por cambiar porque aunque soy parte de él no lo soy de su cambio. 

Detrás de mi casa hay un cobertizo, parece de cuento por sus tejas de colores y el molinillo de viento que construyó el señor Benedit, contra todo pronóstico funciona. Igual todo el cambio que necesita el mundo son más tejas de colores y más molinillos de viento. El señor Benedit está apoyado en el marco de la puerta y al verme me saluda levantando firmemente el brazo y moviendo la mano, apenas alcanzo ver desde mi ventana su silueta entrecortada entre la lluvia y la característica anaranjada luz de su porche pero sé que es él y que a pesar de todo, me está sonriendo.

También alcanzo ver a mi perro, está feliz tumbado en las escaleras mojándose el hocico con las gotitas juguetonas que saltan de la cañería a la entrada, adora la lluvia casi tanto como yo. Cuanto más tiempo pasa más pienso que lo mejor es que no cambie nada. Ya cambió bastante para todos hace un año, cuando la gran inundación marcó un antes y un después en la vida de todos los habitantes de Denthon, especialmente para el señor Benedit y su familia. Mi padre trabajó con su hermano esa terrible noche intentando rescatar a los niños que quedaron atrapados en el colegio tras el feroz temporal. Yo solo recuerdo los latidos de mi madre que me apretaba fuerte contra su pecho. Thomas Benedit falleció en el acto arrastrado por una riada, mi padre falleció poco después de una neumonía que le acechó día y noche después de aquello. El señor Benedit enterró a Thomas bajo una losa más pesada que uno de aquellos buques llenos de salmón y lubinas que tanto le gustaba recordar de sus años de juventud como pescador. 

Su esposa mantiene el luto, seguramente lo guarde los cinco años de rigor mientras el señor Benedit cuida de ella protegiendo a la viuda de su hermano de la intemperie y las malas lenguas. A la mayoría de vecinos les entró miedo a la lluvia desde entonces, esconden hasta al ganado por cuatro gotas y dos truenos. A mi me sigue gustando, tanto como a Norte que sigue intentando beberse las gotitas de su hocico, porque una noche de tormenta, conocí a Fey o como suele decir, ella tropezó con la chica más torpe del mundo, "Merlotte Evans que suerte tienes de que haya topado contigo"


[Cap 1 Soy Fey ]

Esta es una historia fantástica, un relato de hadas, algún que otro dragón y una niña así que esto solo puede significar una cosa y es que todo lo que se cuente es real, tan real como el fuego, como la magia, como los hechizos y las constelaciones, tan verídico como que estás leyendo la historia de mi vida.

Estupefacción y sorpresa era todo lo que se palpaba en el ambiente aquel 15 de octubre. Cuando salí de la flor de loto era un bebé precioso, retozaba entre los pétalos y regalé mi primera sonrisa a Shargain, la reina de las hadas. Nosotras no tenemos padres ni madres, todos somos uno, un clan, una familia y cada nacimiento es celebrado con gran alboroto ya que nosotros solo podemos nacer la primera luna llena de primavera aunque... Hay algunas veces, muy raras y contadas con los dedos de la mano de un duende, en las que las cosas parecen salirse de madre como en el día de mi nacimiento, porque yo nací la primera luna nueva de invierno. Me llamo Faerydae, significa "regalo de las hadas" pero todos me llaman Fey. 

Los años fueron pasando y yo cumplí los 100 añitos que para el mundo de los humanos son como unos 16, justo en la adolescencia. 
Recuerdo ese día como si fuese ayer, maldito día, siempre lo diré... Mejor os lo explico desde el principio para que lo entendáis.
Todas las hadas hacemos partidas de adopción cuando cumplimos los 100. Salimos cargadas hasta los bordes con fardos repletos de libretas con los nombres de todos los humanos a los que tenemos que visitar y "dotar". Parecerá que somos débiles pero realmente ese montón de papel y tinta pesan una barbaridad si tienes que volar de mundo a mundo cargando con ello sobre unas diminutas caderas.

Aquel día hubo muchas turbulencias por el camino, me separé del grupo, subí demasiado alto o tal vez caí varias nubes más abajo, ni lo sé ni importa ya, pero como si fuese en un abrir y cerrar de ojos allí estaba yo, en un pueblecito a las afueras de un pequeño estado de América del Norte llamado Denthon.



viernes, 26 de agosto de 2016

Pensamiento crítico

Tacitas es hora de ser sinceras, nos gustan las cosas caras porque lo son. Las cosas caras suelen ser bonitas, de "calidad" y sin duda muy atrayentes porque ahora mismo pondría mi mano en el fuego a que no las puedes tener. No te imagino levantándote un día con antojo de beber mucha, muchísima agua, toda el agua posible, (a no ser que tengas una resaca de infarto) nunca sentirás que te gusta el agua como te puede gustar un Ferrari o una mansión en las Bahamas. ¿Qué regula los instintos salvajes que te entran todos los días de viajar a Las Vegas, encontrar un multimillonario y casarte con él para matarlo la noche de bodas y hacerte con toda su fortuna? Pues el pensamiento crítico tacitas, está clarísimo. 

No sirve, como es obvio, para criticar y punto y aunque muchos pensaréis - ya, ya lo sabemos, no somos tontos, se usa para justificar, tomar decisiones importantes, para debatir sobre actualidad...- yo me refiero al pensamiento crítico como una forma de vida en sí. No sé si critico el modo en el que socialmente se acepta la acepción con criterio suficiente, ni si esto es una redundancia de versos continua y sin sentido, pero poneros a pensar y sed críticos, no con este post, sino con vuestro pensamiento con respecto al mismo. 

No, no solo critiquéis a vuestro pensamiento con respecto a este post, hacedlo también con el que os surgió tras ver el anuncio de ese pelo perfecto que oferta "Pantumia". Critica ese sentimiento de indecisión y también el de pura certeza sobre tus valores, la rotundidad absoluta contra las noches conciliando el sueño con el "So What" de P¡nk... Porque el pensamiento crítico no es pensar en criticar ni criticar pensando, sino criticar los pensamientos para encontrarles un camino que, según el resultado final de la actuación, puede llevar al vertedero o al salón de la fama de tu mollera.

Sea como sea y siguiendo este razonamiento, yo no he matado aun a ningún multimillonario en Las Vegas de milagro. Hacía tiempo que no lograba encontrar ningún pensamiento que criticar, cosa que me preocupó mucho puesto que tengo una carrera que terminar y con serrín poco iba a hacer, pero por suerte tengo este Blog. Así que me puse a analizarlo, he invertido muchas horas aquí, siempre intentando que fuesen horas felices para aportaros cosas positivas pero también han habido horas tristes de las que he aprendido mucho con vosotros. 

Han sido ya siete años de crecer juntos y dejad que os recuerde que cuando hablo de crecer me refiero a crecer de verdad, este proyecto lo empecé con catorce años y voilá, así de repente voy a la veintena de cabeza. Me he dado cuenta que entre poemas, reflexiones, canciones y rabietas se han visto reflejados momentos muy importantes de mi vida pero llegó un punto en el que todo el blog comenzó a ser ficticio. Los sentimientos no eran míos sino de los personajes que inventaba. Escribía mucho o poco pero nunca por mí o por algo, sino por buscar aquello que había antes cuando tecleaba una entrada nueva y ¿sabéis qué? No ha vuelto nada de lo que había antes.

Como ya he mencionado muchas veces, estoy en la universidad y he vivido grandes experiencias, he conocido mucha gente y sentido miles cosas tanto buenas como malas. He cambiado y me he renovado pero ¿por qué no ha cambiado conmigo mi pasión por escribir? ¿Por qué no siento lo mismo que antes cuando escribo si tengo más tinta para derramar? No quería ni pensar en que pasaría si la tinta se hubiese secado y que por eso ya nada era igual... Bueno, no me importa que no fuese igual, sino que no fuese tan bueno como antes.

En ese momento me di cuenta de todo:

Para empezar: estaba perdida, más perdida que un bacalao en una piscina y descubrí también que eso no era tan malo.

Por supuesto noté que yo había cambiado y que todo lo que había hecho hasta el momento no encajaba del todo conmigo.

Y por si eso no fuese poco, encontré "la causa de todos mis males", el tiempo. Había acabado en ese pozo sin fondo por falta de tiempo, por no prestarme atención... O eso creía yo.

Han pasado largas temporadas dónde he tenido tiempo de sobra, os lo aseguro y ninguna me ha servido para seguir adelante y a cada mes que pasaba la telaraña de mi cabeza se volvía más espesa, casi tanto que ni siquiera el venir a desahogarme aquí funcionaba, pues los pensamientos no podían traducirse en palabras y la tinta se aglomeraba para salir creando espectros de la realidad.

En definitiva, no quería hablar porque los temas que quería tratar se difuminaban y escondían dejando atrás el alto interés por ellos y poniendo en su lugar un simple borrador más. Pero si no hablaba, explotaba porque muy en el fondo seguía necesitando la libertad que esto me ha ofrecido durante siete largos años.

El problema no era el tiempo tacitas, el problema era mi escasez pensamiento crítico. Mi "yo" cara el mundo siempre gritando que nunca es tarde para soñar y cumplir tus metas. Mi esencia feliz y predicadora de ser uno mismo sin que importe lo que el resto opine de ti... En definitiva el "yo" que siempre había sido no estaba convenciendo a mi yo interior, no me convencía a mi y es que dejé de tener sueños más allá de una mansión en la lujosa urbanización de Roma Hills, dejé de pensar en otra cosa que no fuese la siguiente etapa de mi vida sin tener en cuenta que cabía una posibilidad de que esa etapa nueva nunca jamás se diese, porque nunca sabes cuando va a darse el final de tu vida.

No he tratado de ser sutil en esta entrada sino de sentir cuando hablaba, de sentir de verdad. He criticado mi piel erizada ante otro post en blanco y el saber que no me iba a ir a la cama sin sentir otra vez como lo hacía antaño no la ha hecho pasar a segundo plano, mi gran meta hoy es que entendáis algo de todo esto, que viváis en el pensamiento crítico porque es lo único que no os hará caer en este mundo de locos y sobre todo busco un consuelo especial, un perdón camuflado de mi "yo" cara el mundo con mi "yo" interior. En definitiva, cogerme de la mano del viento de mañana y caminar con el nuevo día, semana tras semana pero cada amanecer más y mejor.

No sé por qué o por quién, solo sé que valdrá la pena tacitas y os va a gustar.

Coge tu taza y disfruta porque esta lectura es para los que tienen un buen tiempo que disfrutar.

By: Kiissy

miércoles, 24 de agosto de 2016

Ella se llama...

Una chica despeinada, con trenzas o sin ellas siempre está revuelta.
Prepara tortilla francesa para cenar, sin Torre Eiffel ni croissant que valga pero ella ya se siente un poco mejor, tal vez más sana si le añade una manzana de postre.
Se distrae con sus manos de pianista sin teclas ni cuerdas y a veces danza de madrugada por los pasillos en penumbras cuando todos siguen durmiendo porque ella ya no tiene sueño.
De adolescente descubrió que las pesadillas no existen si en el subconsciente hay hambre de aventuras. Dentro de la cama remolonea cuando despierta, pero nunca se levanta más tarde de las nueve y media. El colofón final son sus pestañas que se alargan sin maquillar al fuego lento de sus lágrimas y esta poesía no tendría nombre si no fuese por su sonrisa. Ella se llama...


By:kiissy

lunes, 22 de agosto de 2016

En esta noche de Perseidas

Buenas y dulces noches de verano tacitas. Vengo aquí a hablaros de la vida, con todas esas Perseidas cayendo del cielo brillantes y mágicas... O así creo que son porque aun no he visto ninguna en todo agosto, pero bueno a lo que vamos.

Nadie nos ha hablado nunca de la vida tal y como es, nuestros padres lo han intentado, nuestros profesores se querían hacer cargo, nuestros amigos más "avanzadillos" en esas edades de cambio también y al final viene la vida de verdad, esa misma de la que no hemos dejado de hablar desde que nacimos con unos y con otros y nos cruza la cara de un guantazo por gilipollas y por andar hablando de ella a sus espaldas. Todos los que nos han intentado arrojar luz sobre el asunto solo han conseguido preparar un guiso de inexperiencia, mediocridad y ciertas lagunas cocido a fuego lento. Es imposible que alguien en este mundo sepa de que va la vida. 

¿Oh y por qué de repente este asalto incomprensible contra el concepto de la vida y sus mesías? os preguntaréis. Pues porque son vacaciones de verano y no recordaba cuando fue la última vez que actualicé (no, no se me ha ido la cabeza), he entrado a esta página rezándole a todos los santos que no se me hubiese pasado por alto el mes de julio sin actualizar. Me he pasado media semana echando hasta la última papilla deshidratándome cual momia embalsamada. He besado a una pared con todos los dientes y de milagro los conservo, también he besado a un chico. Estudio día y noche en diciembre, enero, mayo, junio y parte de julio año tras año y acudo a clases el resto del tiempo para conseguir convertirme en algo que no soy y que supuestamente quiero ser y así trabajar, tener dinero y ser feliz. 

Pero nadie me ha preparado para esas cosas que vienen junto con las noches de estudio o de turnos de trabajo, por ejemplo enamorarte de una bolita de pelo, un animalito adorable, algo así como un cachorrito de perro precioso al que llamas, Lulú. Y todo va bien, vas compaginando estudiar con prepararle la comida y sacar a pasear a Lulú, seguir buscando a ese hombre entre muchos "intentos de" y engendros hasta que un buen día te dicen que hay que sacrificarla; Otro día tus padres, si es que tienes la suerte de tenerlos, imponen una norma que ha de obedecerse si o si bajo su techo y tu no tienes otro techo y tampoco capacidad como para cumplir esa norma. 

A la semana siguiente te das cuenta de que aquel chico con el que te besaste era el "hombre" de tu vida y cuanto más buscas de nuevo otro hombre de tu vida, más engendros infantiles encuentras; Un lunes cualquiera ves un programa en la televisión donde personas hacen el ridículo en pantalla y ni si quiera te entretiene mirarles, solo promocionan un producto mientras hacen el memo y entonces te preguntas si su existencia se basará en eso, en ese anuncio o esa forma de ser tan de circo. Sabes que no, una persona, un ser humano está en este mundo para sentir, dar, recibir y evolucionar, pero todo lo que seguramente vas a saber en tu vida de esas personas que has visto en el anuncio es justa y exactamente ese anuncio; esa es la huella que dejan a la humanidad sus caras haciendo el memo. 

Y con todos estos pensamientos acerca de los panolis de la televisión te preguntas en que punto de tu vida estás, para que todo lo que haces, para que entender al resto y para qué también alzar la voz. ¿Por qué debería escoger mis batallas cuando puedo no escoger ninguna o tal vez todas?
¿Por qué aquella mujer que descubrió que la felicidad en la vida era tomar decisiones se volvió loca y yo soy feliz con un chocolate caliente?

Por qué tengo la impresión de que la metáfora del florero para la vida es simplemente eso, 
un florero.