viernes, 30 de septiembre de 2011

I'm a surrender

Dímelo en una canción, pídemelo con la oscura armonía, grítalo y entónalo, desgarrando las ideas acaba con ellas, acaba con los prejuicios, puedes callar o gritar, es la única forma de seguir  tu destino, la única forma de crecer por dentro, hazte grande, supera ese miedo, vívelo como tu sello.



 Di lo que eres di lo que sientes I AM A SURRENDER  estoy gritando porque te amo llorando solo al verte ¿Ves como todo puede cambiar? ¿Ves como hasta lo mas pesado puede volar? ¿Ves que sin ti no soy nada que si tu luz se apaga yo no quiero sentir? Yo no te necesito a mi lado necesito tu mirada IM A SURRENDER y siento tu voz me levanto y camino hacia la luz espérame allí algún día llegaré al fin.





Las notas de una guitarra vuelan entre los llantos entre las súplicas del mundo hacemos algo por cambiarlo pero rompemos la promesa a la primera, soñamos con el poder y con el, la amargura, ¿Me entiendes tu? Como puedo sentirte si ni siquiera te rozo, como puedo amarte si apenas te conozco, como la mente puede llegar a desear algo con tanta fuerza que hasta duele, que despierta en mi pecho sentimientos horribles por no tenerte.





Tu rasgada voz no me lleva lejos de aquí por eso se que tu tampoco estas tan lejos como pensaba, si el mundo es un pañuelo el cielo es una sábana blanca y con el paso firme llegaremos a ella, con un camino recorrido con todo ya hecho, entonces no habrá vuelta atrás, entonces si podré llorar, entonces si podré acallar a mi corazón y te seguiré allá a donde vallas, estaré con tigo como en vida aunque tu no lo estés conmigo ni ahora ni nunca de momento me quedo con la promesa en mi corazón de que podré escuchar esas palabras que tanto me llenan.






TU

 Físicamente cerca de mi, físicamente amándote.

En la cercanía de tus manos, de tu pecho, de tu boca, de tu garganta y ver salir los acordes extendiéndose esta vez por el reino de un sueño sin acabar, de un sueño soñado pero nunca realizado por eso digo vive tu sueño no sueñes tu vida.


De un hilo





Pendemos de un hilo dice la gente… Pero si así fuera, en mi caso ya se habría roto. Como mínimo tendrían que haber 20 cuerdas… dejándome bailar encima de las olas, dejando que me acaricien los rayos de sol, liberada de lo material… Pero si así fuera, no estría aquí contando esto. ¿No creéis?
Estoy segura que algo me espera ahí, enfrente de mis narices…
Pero cuando salgo de casa no hay ningún arnés esperando a sujetarme, una  nube tapando el sol y otro día dependiendo de lo material para sobrevivir.
Pocas han sido las veces en las que me he subido en un barco pero ir en la proa ha sido lo más cercano que he estado nunca de la libertad, de lo que quería sentir el resto de mi vida. No me puse triste al bajar puesto que sabía que volvería a pasar, si el viento se enzarzaba con mi pelo, alborotaba mis pensamientos, el vaivén de las olas sedaba mi ansiedad y la risa gritaba en mi corazón… No podía sentir mas que felicidad. Lo irreal existe, eres realmente feliz cuando los demás están realmente convencidos de tu locura.

¿Que Qué me hace feliz?

Pues es fácil… Lo irrealmente real.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

¡Yo quería nacer!

Yo quería nacer.

Allí donde estaba antes, lo pasaba en grande como un pequeño espíritu feliz. Daba tumbos de nube en nube, volando y jugando con mi amiga la muerte.

Excepto a algunos espíritus viejos y cansados, a todos nos caía bien.
Los más sabios eran como sus viejos y más allegados amigos.

Por las tardes, nos solían contar a los nuevos, grandes historias de algo llamado vida.
Nosotros escuchábamos con atención, brillando intensamente por la emoción de la aventura , mientras la muerte lo hacía con ojos tristes. No sabía el porqué.

Todos los años, la muerte y el señor se reunían para decidir quien se merecía ir a la vida. Era un acontecimiento que yo esperaba con ilusión.

Quería tener una madre, quería sentir el amor, quería saborear lo desconocido. Y convertirme en un espíritu sabio cuando volviese de la aventura y, así, contarles a todos como había sido mi vida.

Un día, jugando con mis amigos, la muerte se nos acercó. Fuimos corriendo a abrazarla, puesto que muchas veces se ausentaba para traer de vuelta a algunos espíritus y tardaba a veces incluso días en volver.

Sonrió feliz por vernos y despojarse de la tristeza que le provocaba acabar con la aventura de sus, ahora, viejos amigos.
Entonces nos dijo algo:
-Le pedí al señor daros la vida y Él aceptó.

Gritamos, reímos y brillamos más intensamente que nunca, locos de alegría. Bailamos y cantamos con la muerte toda la noche. Y, a la mañana siguiente estábamos listos para partir.

Antes de irme la muerte me llevó entre unas nubes para despedirse.

-Te quiero pequeño, se que aun no sabes lo que es, que te olvidarás de mi cunado comiences a vivir y que me temerás al final de la aventura porque no querrás acabar.
-Eso es imposible muerte.  Eres mi mejor amiga y no te voy a olvidar, mucho menos a temer.

 Ella rió suavemente

-Lo harás… Es un regalo adicional, el poder olvidar para empezar de cero allí.
-Ahora tengo miedo… No quiero olvidar…

Ella se quedó meditando algo y dijo:

-Te haré una excepción… Un regalo más… Haré que no me temas… Para que puedas vivir una vida plena hasta el final, con ilusión por regresar a tu verdadero hogar.
-¡Bien! ¿Entonces me acordaré de todo?
-Si, tal y como vallas creciendo te irás acordando de todo, no te preocupes.

Precia feliz de que alguien se fuese a alegrar de verla al final de la aventura.

Me sonrió, muy feliz por última vez y fui reprimido a un cuerpecito. Ya tenía el material para empezar mi aventura, sentí unos tirones que me llevaban hacia una luz rara y…

Mi mama me abrazó y sentí por primera vez amor, vi una lágrima en su mejilla y sentí por primera vez el orgullo, me besó y sentí por primera vez el cariño, rió y sentí por primera vez la felicidad.

¡Cuantas cosas nuevas! ¡Que maravilloso es esto!

Algo dentro de mi me decía que olvidase a mis amigos y al señor, que ya los vería luego, y aquello era tan intenso que lo hice, solo al principio, claro, pero nunca olvidé a mi vieja amiga, me acompaña toda la vida y, al contrario que a muchos de los que están aquí, aun recuerdo momentos de risa y felicidad con ella.

Comprendí que los espíritus viejos y cansados, lucharon demasiado en vida y no supieron dejarla ir, que sus más allegados eran buenos amigos de la muerte antes, durante y después de la vida y que los ojos tristes y cansados de la muerte eran por la pérdida y la distancia de tantos amigos que le daban la espalda.




AHORA ME TOCA VIVIR Y LUEGO MORIR.
LO AFRONTO CON ILUSIÓN PUESTO QUE ESTOY AQUÍ, PARA CONOCER Y SABOREAR LO DESCONOCIDO. PARA VIVIR MI AVENTURA.

martes, 13 de septiembre de 2011

Memorias de otoño



Todo final es un principio... Pero... ¿¿Qué debes hacer si preferías el final a este nuevo principio??


Se preguntaba Rodney caminando un lluvioso día de Octubre.


Un extraño sentimiento oprimía su pecho. Su pelo despeinado y pelirrojo daba lugar a imaginar el día del joven. Cansado, triste, preocupado...


Puede que tan solo hiciese una montaña de un grano de arroz, que la vida me girase la cara, era una visión negativa... Puede que yo se la esté girando a ella en vez de sonreírle, por mucha mierda que tenga.


Es tan solo una nueva situación por la que estaba destinada a pasar y por la que pasaré. Está en mi mano aprovecharla. 


Suelen decir, que lo más peligroso... Es preocuparse por el decorado de un teatro, en lugar de prestarle atención al sentido del guión, en lugar de disfrutar cada segundo a tu manera que, sin darte cuenta pasa y tu y solo TU puedes hacer que no mueran en vano, puedes conservarlos como el mejor de tus recuerdos o como la peor de tus pesadillas.


Rodney pisaba algunas hojas secas y mojadas, en algunos charcos se reflejaba tan nítidamente que podía ver el verde de sus ojos... Los guantes poco tapaban del frío que quemaban su piel.


Claro que no siempre está a tu alcance controlarlo todo para que sea perfecto... La clave está en ti, en adaptarte a todo como si fuese lo mejor que te podría pasar... 


Suspiró ya más aliviado, relajó sus pulmones inspirando fuerte y saboreó el ácido sabor del otoño, la vida que emanaba la tierra mojada. Ahora podía volver a casa.




miércoles, 7 de septiembre de 2011

El infierno relativo



Sentimientos contradictorios en el infierno relativo, ¿Sigo o paro? ¿Caigo o vuelo? ¿Lucho o soy Sumiso?

Si sigues,  lo dejarás atrás.

Si vuelas, tocaras el firmamento.

Si luchas, tendrás algo a lo que agarrarte.

Vale la pena intentarlo, vale la pena dejar de escucharse tanto.

Será un logro más en tu corazón lo que realmente te mueve por las más oscuras noches…

Como un alma sin ángel, como un grito en el vacío.
Me quedaré a escucharte, me quedaré a ayudarte… Pero sigue adelante.
 Solo así podré salvarte, solo así te aseguro un futuro, solo así podremos salir de esto, de este infierno relativo…






"Cuando llegue el frío prometo abrigarte, si te caes prometo levantarte, si llegas a quererme prometo llegar a amarte..." 


By: Kiissy

martes, 6 de septiembre de 2011

El secreto de los sabios...

Saray levantó la mirada y sonrió con ella a su abuela.


-Buenos días.


Nora sonrió también y como toda respuesta volvió a cerrar los ojos. Saray suspiró y se concentró otra vez en su libro, tanto tiempo había pasado desde la última vez que su abuela habló... Tanto tiempo en esa habitación... Su abuela entraba y salía del coma como de una tienda, pero allí estaba ¿Cuanto habría pasado? 5 o 6 años más o menos desde que les aseguraron que moriría. Desde entonces, ella nunca volvió a hablar.


Una enfermera interrumpió su lectura.
-¿Necesitas ayuda guapa?
-No, gracias, sigue estable.


Sabía perfectamente qué le ofrecía, pero de ninguna manera dejaría que le arrancasen de aquella habitación, no dejaría a su abuela en manos de unos extraños... Ellos no lo entienden... No saben nada...


Aunque tampoco se mucho más que ellos...- Pensó Saray mirando de nuevo el casi inerte cuerpo de su abuela.
Solo sabía que Nora guardaba un secreto para ella y solo para ella.


Recordaba la tarde de octubre, las hojas de los árboles cayendo y más niños corriendo por las calles, era el primer día de vacaciones y fueron a dar un paseo por el parque.
Aquella tarde... Su abuela le dijo algo que no olvidaría...


-¿Lo sientes Saray?
-No abuela... ¿Que debería sentir.?
-Presta más atención...


Estaban sentadas en el banco de un parque.
La pequeña niña miraba atenta frunciendo el ceño, con las manos atrapadas entre las solapas de los bolsillos.


Desalentada, al cabo de un rato se volvió a su abuela y le dijo:


-No puedo abuela, solo oigo las risas y los gritos de esos niños de allí y el ruido de los coches.
Veo las hojas de los árboles y noto el frío en mi cara. Pero no siento nada.


Nora rió y contestó a la pequeña.


-Eso es porque no lo haces con los sentidos apropiados. Fíjate otra vez y dime que te dicen esas risas, ese viento...


Saray cerró esta vez sus ojos oscuros y las risas la llenaron, sintió felicidad pero también miedo.


Abrió los ojos de golpe asustada.
-Abuela... ¡No era yo!
-¿Y ahora?
-Ahora si... Cuando he abierto los ojos...
-Has sentido como ellos, has sabido el por qué de su risa, y eso, te convierte en conocedora de una pequeña parte de ellos.


-¿Como es eso abuela? ¿Tu puedes hacerlo?
-Si, claro que puedo. Puedo hacerlo sin cerrar los ojos, puedo conocer a una persona sintiendo, pero solo si estoy cerca de ella.


-¿A cuanta distancia?


-No hablo de una distancia física... Tu eres mi nieta, y se quien eres, hasta puedo llegar a amarte, pero eso no basta para llegar a conocerte...


-¿Me enseñarás abuela?
Nora sonrió y la miró
-Pues claro hija, te diré un secreto... pero solo cuando seas mayor, entonces podrás decírselo tu a quien te importe de verdad.


Saray se acercó al borde de la cama en la que yacía su abuela, y se susurró:


-Abuela... Dímelo...



lunes, 5 de septiembre de 2011

¿Que es la realidad?





La realidad está ahí, es nuestro pan de cada día, es el mundo en el que vivimos, eso que tantos odian, por lo que tantos desisten...
No hay que tomarla a la ligera... Pero no muy a pecho.
No tiene por que ser horrible... Y si lo es...

¿POR QUE NO LO CAMBIAS?

Esta en tu mano... Calla, deja de poner excusas... Lo haces una y otra vez... tu y todos nosotros...
La vida no tiene la culpa y el mundo tampoco, el único responsable de tu vida eres TU.


NO DIGAS K SEA LO QUE DIOS QUIERA  //  ES LO QUE TU QUIERES...

Piénsalo con fuerza, rodéate de energía, mírala a la cara y dile lo que quieres,


lo está esperando...