domingo, 22 de julio de 2012

Framlingham 12

Hay momentos que te marcan  la vida y no se repiten. Piensas ser muy afortunado de haberlos vivido y si los vives dos veces sabes que la suerte te mira de frente.
Hay sitios que sientes como tu hogar, como tu vida misma donde puedes entrar e impregnarte de los olores, de cada matiz de color de las paredes y el ambiente.
Hay personas imposibles de olvidar, que ni siquiera lo intentas porque es imposible borrarlos de tu memoria, por cada risa con elllos cada mirada y sentimiento transmitido cada cancion y palabra. Sabes que reconocerias el tiembre de su voz aunque haga muchisimo tiempo que no los ves...
ESO ES FRAM Y LO ESTOY VIVIENDO AHORAA MISMO COMO LA ULTIMA VEZ.

viernes, 6 de julio de 2012

El viajero (III)


Todos ayudaron a cerrar la puerta y las ventanas con más esmero y seguros que de costumbre y seguidamente tomaron asiento alrededor de dos mesas que juntaron los hombres, no sin esfuerzo.

Las mesas toscas y barrocas cargadas de detalles en los bordes y con el color caoba enmarcando el estilo de la taberna entera. Se pusieron al lado de una de las ventanas cercana a la puerta, bajo una lámpara que desprendía calor y seguridad entre el frío y la incertidumbre.

Tras una cerveza y cada minuto pasado ensimismados en sus pensamientos, la tensión comenzó a hacer efecto y el cansancio arrastró a todos los presentes a bostezos y golpes de cabeza constantes.

-Bueno, podemos acostarnos ya, hay dos habitaciones arriba, una de ellas es de matrimonio. Ahora pondré algunas mantas y almohadas en los bancos y el suelo…-Dijo levantándose con los restos de bebida en dos bandejas y comenzó a rebuscar entre los armarios y el piso de arriba. Las escaleras que conducían hasta este eran oscuras de madera y chirriantes.
-No Mike, por mi no te preocupes-Dijo uno de los hombres alzando la voz para que le escuchase desde arriba entre todos los cachivaches que iba apartando y sacando.---He de ir con mi mujer, está sola en casa.
-Sí, yo también tendría que ir.-Corroboró otro.
-Quieres decir… ¿Que ahí arriba hay habitaciones?-Dijo Raquel apartando uno de sus castaños rizos sin prestar atención a los demás se acercó a las escaleras bajo la atenta mirada de Sandy que no se fiaba de lo que pudiese pasar si no la vigilaba.

Probó a pisar el primer escalón, Alexis y Sebas se despedían de los hombres.
-No os separéis en el camino y si pasa algo gritad.-Sebas dio una palmadita amistosa en la espalda de su amigo y le susurró- No le pierdas de vista, es ciego, viejo y cabezota, una mala combinación.-
-No lo haré.-Dijo el hombre guiñándole un ojo con una alegre sonrisa mientras se tapaba con la capa y el sombrero.

-Cuida de las señoritas.-
-Sebas y yo nos ocuparemos. La puerta ya está abierta daos prisa.
-Gracias Fran, ¡Que dios os bendiga!-Dijo el anciano apoyado en el bastón paso a paso seguido de su acompañante, hasta que en unos segundos la niebla y oscuridad les tragó.

Fran y Sebas volvieron a cerrar. Alexis miraba embobado desde la esquina de la mesa a Sandy quien a su vez seguía vigilando a Raquel. Como si de una escena cómica se tratase Sebas pasó tras su hijo y le dio una colleja.
Alexis dio un bote en el asiento y se quejó por la malicia de su padre.
-Recoge la baba hijo-Comentario que le enfadó más y hizo que Fran no pudiese parar de reír más aun desde el golpe.
Sandy se limitó a mirar sorprendida a los chicos y volver de nuevo a su vigilia.


By: Kiissy








martes, 3 de julio de 2012

El viajero (II)


La noche transcurría lentamente, los valles seguían ardiendo, las estrellas escondidas tras las nubes vigilando cada movimiento y en la taberna los rumores corrían como un soplo de aire fresco y miedo, pronto la gente comenzó a inquietarse.
-Eh Mike... ¿Es cierto lo que dice Sam?

Mike miró a los 4 hombres y el chaval que aguardaban con cerveza en las manos.-Tal vez para mañana ya no se acuerden de nada.-

-¿Qué ha dicho Sam exactamente?
-No disimiles tabernero, ese borracho es más listo que tu.
-Oh, cierto si tu lo has oído como no va a oírlo Sam…-Repuso Mike maliciosamente a la rubia, que parecía empañada en amargarle la noche.

Uno de los hombres se levantó.
-Entonces es cierto… Solo un demonio puede haber atravesado los valles.
-O un hechicero- corrigió el joven.
Tranquilos caballeros, estoy seguro de que no pasará nada.
-De todas formas estamos preparados, id ahora con vuestras esposas a casa y cerradlas bien. –Dijo Fran.
-¿Preparados?-Dijo de repente la castaña molesta.-De verdad creéis que  unas tablas y unos cuantos mueles apilados van a parar a…
-Raquel, no digas tonterías, esa historia es falsa. Una invención más de este pobre hombre-Dijo dirigiéndose a Fran.-Corroborada por un borracho.

La gente comenzó a alzar la voz, los nervios subían como la espuma y los golpes amenazaban con aparecer en cualquier momento entre gritos y empujones.

De pronto la puerta de la taberna se abrió y todos los presentes se giraron asustados. Sandy cogió fuerte la mano de Mike con quien segundos antes había estado discutiendo. Raquel se escondió tras ellos y los demás quedaron paralizados.
El chaval, Pelirrojo como un pajarillo y de mirada atenta aguantó el aire y caminó a tientas hacia la puerta, allí no había nadie.

-¿Qué ha sido eso?-Pregunto con voz trémula Raquel.
-No hay nadie.-Aseguró el joven.
-Ya lo vemos Alexis, aléjate de la puerta.-Dijo su padre preocupado.

Alexis volvió a su mesa con los demás y miraron todos hacia fuera, la puerta seguía abierta.
-Debe… Debe haber sido el viento.-Probó Sandy.
-No lo creo…
-Ni yo, me ha parecido ver una sombra ahí fuera.-Dijo uno de los hombres.
-¿Qué vas a ver tu, si estás medio ciego y está todo cubierto de bruma?.-Se burló el padre de Alexis
-Calla Sebas, veo muchas más cosas que tu.
-Ei no empecemos otra vez. Ya es hora de cerrar… Os invito a una ronda y si queréis podéis quedaros a pasar la noche.-Calmó Mike sin dejar de mirar afuera.



By:Kiissy