martes, 27 de mayo de 2014

DISCURSO GRADUACIÓN. (Original)


15 años.

Unos más unos menos, son nuestros años conviviendo juntos en este colegio.
Alumnos y profesores hemos crecido y aprendido no solo de lo que nos examinamos en las aulas sino de lo que la vida nos pone a prueba día a día.

Nos gustaría recordar algunas cosas que nos han marcado a lo largo de nuestra infancia y adolescencia:

Ese método de tirarle piedras a algún chico o chica en señal de amor, efectivo o no, era cuanto menos, curioso y entretenido. Por esas chicas que cada día encontraban al hombrecito de su vida, quitaron las piedras del patio de los pequeños, ese patio en el que se han llegado a celebrar incluso bodas.

Pero bueno, son cosas de pequeños, como amenazar con decirle lo que has hecho mal a los profes a pesar de que luego fueses un chivato , o soñar lo que sería ir por fin al patio de los mayores.

Que buenos tiempos aquellos en los que íbamos a las granja-escuelas y al volver nos pasábamos tardes enteras jugando en la placeta mientras nuestras madres cotilleaban. O cómo olvidar el año en el que fuimos lo suficientemente mayores como para salir solos en Magdalena e íbamos coordinados con las famosas sudaderas.

También hubieron momentos traumáticos como cuando se extendió el rumor de que los Reyes Magos eran los padres, pero queridos niños y niñas de la sala, tranquilos, porque resultó ser mentira. 

O cuando creíamos en María la paralítica, ¿Acaso alguien se atrevió a decir su nombre 10 veces solo y en la oscuridad? No os hagáis los valientes, sabemos que no, igual que tampoco podíamos evitar temblar de miedo ante el pasillo del terror al lado de la sala de psicomotricidad.

Y como olvidar ese sentimiento al tener una notificación para casa en la agenda... Casi tan indescriptible como llamar "mami" a la seño.

Año tras año fuimos creciendo y nuestras aspiraciones cambiaron y se fijaron en llegar a sentarnos en las gradas del polideportivo en la misa de Santa Joaquina, en ser los primeros en la cola del Sampimar que para algunos era como una segunda casa y ganar los partidos de fútbol contra las chicas del A en los patios.

Todos esos momentos en los que pasamos de llevar carro a mochila en espalda, de usar lápiz a lucir boli y en los que cambiamos de pasillo y piso han quedado atrás y ahora nos queda su dulce recuerdo y el interrogante de dónde irá nuestra orla porque ¡no queda pasillo para una más!



Queremos dar las gracias a los esfuerzos de los maestros, que nos enseñaron a:

-Esperar en la fila y a callar con ese "EO EO- OEE" de Alex en Educación física, 

-A tener modales con las palabras mágicas "por favor y gracias" y a saludar con toda la energía del mundo tal y como nos enseña Asun con su mítico "Buenos días" el que te deja bien despierto para el resto del día.

- Sentir respeto y verdadero terror al "Efecto Ucedo" pues el suelo y las paredes temblaban al compás de nuestros corazones cuando Jose se acercaba al aula y no estábamos sentados en nuestro sitio.

- Ser efectivos cuando Antonio nos mostraba que más de 30 exámenes podían ser corregidos en una hora y salía triunfante con su famoso mazo del aula de tecnología.

- Portarnos bien pues Salva se iba de los exámenes pero nos hacía saber que no nos dejaba solos diciendo "Dios os vigila"

-Y a motivarnos, pero motivarnos de verdad cuando Javi nos llamaba hortalizas, nos decía que nos movíamos menos que Epi y Blas en una cama de velcro y nos aseguraba que su abuela corría más que nosotros.

Entre otras cosas pero dejando aparte las anécdotas que tanto nos han marcado, gracias de verdad por hacernos personas y enseñarnos lo que realmente es prosperar, aprender y respetar junto con muchas otras cosas básicas e imprescindibles para la vida.


En definitiva, por muchas cosas que estén por venir este colegio y todos los que hemos formado parte de él tendremos un hueco en nuestros corazones para llevarlo a dónde sea que nos depare el futuro, hasta siempre.





By: Kiissy 





jueves, 15 de mayo de 2014

Para todos vosotros.

Para todos aquellos que buscais el bien en el sacrificio, la verdad en el dolor y la salud en la pobreza... Lo que realmente te hará alcanzar todo eso es la voluntad, tu día a día y la riqueza de tu mente para afrontar los obstáculos.
Que la vida está hecha de sueños y milagros, de misterios y recuerdos, de creencias y diferencias para que nos dediquemos a encontrar el equilibrio que nos haga ser inmortales.
Por esta vida que nos espera derrochemos la libertad y las sonrisas sin miedo que si no lo aprendemos ahora, luego cuando nos lo quiten, no sabremos como recuperarlo.



By: Kiissy

jueves, 8 de mayo de 2014

Belleza Hipocalórica


Y si me muero que me muera no es un punto y aparte es otro reto en mi lista de cosas pendientes. Que salten las fieras que me arranquen la cabeza tan lindas ellas con sus joyas, sus melenas... Que griten al cielo a ver si encuentran ahí consuelo cuando sientan mi dolor en su propio cuerpo.

Traviesa escondí en la corte tu corona hazte otra con tus carnes que de ahí crees tu que te sobra pero búscate una joya que lata y que ruja como el corazón de mi pecho que  el que tienes tu ya está deshecho. 

 Quita la fe porque y ya no te quedará nada, que más da llamarla a ella gorda cuando tu te hartas a ponerte guapa, estás artificialmente acabada.
By: Kiissy

sábado, 3 de mayo de 2014

Me ha contado bajito...

Hay días en los que la nubes tapan el sol, dónde los muertos se adueñan de tu corazón y sin más apagan la luz... Mueven las cortinas y no te dejan dormir. 



Esas noches con pies fríos con tu ser contra el mundo contra lo que existe y lo que no.




Quiero que suenen los suspiros de placer que te da el alivio de acabar con lo malo porque y yo que se si era dios, un ángel o mi conciencia el que me ha contado bajito sus planes y me ha prometido volver a sus brazos, me ha jurado una noche de sueños, otra de pesadillas y toda una vida en medio para contarle luego mientras caemos dormidos.


Igual que cantar sin cada célula de tu ser es vivir con el miedo de morir.


By: Kiissy