viernes, 30 de enero de 2015

Make mistakes, take the lesson and throw it away anytime you need.

Tenemos que abrir nuevas puertas hacia los colores que llenan la vida, hacia los caminos que recorro para sentirme viva, esos que  he andado sola, todos los que me quedan seguirán siendo solitarios de una sola vía pero no de un solo sentido.
En la vida tenemos el derecho de derrumbarnos y sentir la adrenalina de tumbarse a esperar a que pase el tren y acabe con mi vida, tengo el derecho a bajarme en la parada equivocada tantas veces como queramos, algunas por despiste, otras por el placer de perdernos. Tenemos el derecho de volver hacia atrás de girar la cabeza y sentir ese dolor sin sentido, sin abrigo que arropa con la piel desnuda el fantasma de una felicidad multiplicada por los años.

El hecho de que se castiguen los errores que tomamos en el camino es una seña de que todo lo que nosotros sentimos, todo aquello que nos ha hecho mejores o peores personas, en definitiva que nos ha convertido en lo que somos ahora va a ser objeto de tortura por lo que queda de vida.
Desde la mayoría de edad los números en las cuentas marcan un tic tac más veraz que el tiempo, los meses no son nada si los comparas con una mala semana en el trabajo y nada, absolutamente nada parece que tenga la fuerza suficiente como para hacerte cambiar el rumbo hacerte sentir mejor persona, más humano, más tú.

Hay que explorar lo que esconde tu mente, llorar al miedo de tu propio silencio interno, gritar de una impotencia causada por la complejidad del mundo en el que vivimos, no creo que nada ni nadie sea lo suficientemente consciente de lo que es la verdad, la realidad, la esencia de la vida como para decirte como debes sentirte, como debes actuar.
Ninguna pastilla recetada por el médico o ningún bote de helado será lo suficientemente bueno si tu no te convences a ti mismo de que todo va bien sin ser perfecto, de que la vida solo son días que pasan y no se  mide por exámenes, tratamientos, clases, ordenes de tu jefe, llantos o facturas que pagar. 

La vida es respirar el aire de este mundo y sentir como tus acciones hacen brillar la luz que llevas dentro, tan especial y necesaria, tan eterna.



By: kiissy

jueves, 22 de enero de 2015

El hombre que me tiene aprecio.

Descendió sus manos por mi espalda, dibujó la sonrisa de su mirada, me calcó en el corazón un "Para siempre" susurrado con amor.

Luego estiró de mi pelo, me agarró sin miedo, miró al techo y gritó de celos.

Bajó la cabeza, juntamos las frentes, decente caballero tranquilizó mi cintura con caricias y sus besos colmaron mi alma.

Pero de pronto otra vez, sus uñas se clavaron en mi vientre, el agridulce de mis sentidos se deslizó hasta el olvido, caí sola, una vez más en el abismo de tus palabras, que me torturan anhelando que vuelva el hombre que me tiene aprecio. 

By: kiissy


martes, 20 de enero de 2015

Llegados a este punto...

Ritmo frenético de los dedos contra la mesa, los folios se deslizan uno a uno sobre cada una de las mesas, el profesor mira desafiante a cada alumno tal y como pasa por su lado... El juego ha empezado.

Miras el reloj, son y cinco, te han quitado 5 minutos de vida. Pones el nombre sabiendo que luego se te va a olvidar y piensas "Genial lo primero que escribo y lo tengo bien." 

Lees la 1 suspiras y te acuerdas del tema en el que está, puedes sacar algo de nota.

Lees la 2 y ni de coña aciertas, lo sabes, lo saben, lo sabe.

En la 3 hay una tabla, ¿Una tabla en esa asignatura? Siguiente.

4 es completar con huecos, oh si, empiezo por este. Son y veinte y no llevas ni medio, es más lioso que inventar una fórmula para acertar la lotería, te lo dejas para el final.

5 y último, gracias a Dios te aseguras de que no hay más al reverso de la hoja. Ese te lo sabes, te das cuenta de que deberías haber empezado por ahí. 

Te pasas disfrutando el resto del examen de las inventadas que surgen fruto de la desesperación, además como has empezado por el final, cuando llegas a la primera pregunta te das cuenta de que ya no te parece tan difícil, de hecho, era la más fácil. 
Llegados a este punto, dejas el boli y empiezas a rezar para llegar al 5. Sales creyendo en Dios y cuando lo entregas el mundo entero te da igual, eres libre.


miércoles, 14 de enero de 2015

Guerra de puntas.

De un extremo a otro del planeta los misiles que guardan como armamento las potencias mundiales podrían acabar con todos, y todos es TODOS en cualquier momento.
No es por querer causar una mirada catastrófica sobre la vida y el sistema, ni por querer seguir la corriente en lo referente a los últimos atentados que llevan por bandera el lema occidental "je suis Charlie", pero realmente ya sea por mis recientes logros y orientaciones académicas o por un arrebato vocacional me parecía necesario publicar este artículo y así acallar mi conciencia escribiendo acerca de TODO esto.

Dicen que el cielo está en el infierno y el infierno se consume en llamas de fuego pero aquí lo que yo veo no son llamas sino puñales de odio, un odio infundado sin ninguna base lógica. De punta a punta de un pueblo "civilizado" entiéndase por civilizado como residencia de una población con autonomía, como lo es Palestina los ríos de sangre se mezclan con las huellas en el barro de los niños jugando a la guerra como si no hubiese ya bastante intertextualidad en los hechos con el paso del tiempo.


En medio de todo esto se encuentra el caso de Raif Badawi, el bloggero saudí que fue premiado por el contenido del mismo a favor de la defensa feminista con todo lo que esto conlleva, una vida de igualdad para la mujer en su país con los mismos derechos, libertades y obligaciones...

Bien pues hace menos de una semana con toda la propaganda sensacionalista que se ha hecho de Al Qaeda (la cual es el único medio de subsistencia que encuentra)  este hombre fue condenado a 1000 latigazos y 10 años de cárcel. ¿Barbarie y pensamiento retrógrado? No, que va.

Por lo que veis esto que parecía un remake de la Teoría del todo (nueva película 2015 nominada en los Globos de Oro) se ha convertido en un suspiro de resignación más humano que el desperezarse por las mañanas. Si el mundo no empieza a humanizarse y despertarse entre suspiros en lugar de gritos de terror... No se que va a pasar, yo confío.







By: Kiissy.




sábado, 3 de enero de 2015

Reloj

Como un reloj viniste a la puerta del sol, como un delirio besaste donde nadie pudo antes y así por intuición los gigantes cayeron a nuestros pies.

Con los sueños y esperanzas que en tantas canciones aparecen, con las nubes que desfilan altas y fuertes allá a donde miren, sin que nadie les escuche las voces no decrecen, se mantienen firmes, se mantienen fuertes.

Casi tan bonita como la luna y tan fuerte como el fuego de una estrella te deshiciste entre mis manos y yo caí lentamente, sin saber a donde mirar ni como reconocerte entre la gente al próximo año que el mundo quiera que yo vuelva a tenerte y que los relojes se paren cuando te acerques para que estos momentos duren para siempre porque el siempre es un hecho que no se olvida de la gente corriente.

By: kiissy