jueves, 30 de abril de 2015

Path

Que tu camino no se desvíe por no seguir las flechas, no es tan complicado.

Si seguimos con el plan, aunque te parezca increíble siempre vamos a tener tiempo para nosotros, para olvidarnos de borrar las huellas y que todos lo que nos sigan nos recuerden.

Perderemos velocidad y dividiremos nuestros corazones para que se vuelvan a encontrar y formen otro más grande pero que      pese menos.

Cuenta hasta 10 y dispara sin prisa al horizonte porque si matas algo que aun no has conocido no guardarás pesar en tu corazón.

By:Kiissy


domingo, 26 de abril de 2015

No temas.

Dicen que a veces hay que descender como cien veces antes de subir de nuevo a la cima y verlo todo claro, así pasa con los días y las etapas de la vida que caen sin parar como lluvia de abril hasta que de repente uno de esos días que parecen estar perdidos precipitados al vacío se para en seco y te mira a los ojos.

La respuesta que les des es la que lo cambiará todo, la que hará que los minutos y las horas se aceleren o vayan tan lentas que no acaben nunca. Es una apuesta en el navío de David Jones, a todo o nada y has de pasar por el sentimiento de desterrar todas las etiquetas para volverte a poner la única que realmente eres, la de ti mismo. 

El único consejo que te puedo dar es que no quieras saber que pasa si apartas la mirada, simplemente ten el valor de no temer las consecuencias de no quitarla.


By: Kiissy


sábado, 25 de abril de 2015

Mi propio cuento de hadas.

Así como dice la canción de Amaral "Quiero vivir, quiero sentir el universo sobre mi, cómo un náufrago en el mar quiero encontrar mi sitio."

Nunca me olvidaré de esos versos que cantaba mientras el mundo pasaba por la ventanilla trasera del coche a la que recientemente había alcanzado por altura y me maravillaba soñando despierta mi propio cuento de hadas.

Era mío y solo mío, no tenía a nadie que me dijese rotundamente SI o NO, ahora por el contrario si me equivoco en algo, con tan solo dar un paso en falso puedo caer muy duramente. Me explicaré mejro:

Tal y como avanzas en la vida por la montaña que subes tienes mejores vistas, te haces más fuerte pero si caes, puedes matarte. Ese es el cuento que te empiezan a vender con las primeras responsabilidades, cuando acercándonos a orilla de la ventana ya no vemos dragones acompañándonos a toda velocidad, sino mil lugares en los que preferirías estar en vez de dónde estás.

Te crees que estás viviendo, crees que tus padres dictan lo que tienes que hacer es el cuento que te depara el futuro, con tus arrebatos de hormonas y disconformidad lo aceptas y te das cuenta de que en verdad estás bien, pero cuando decides dar un pasito hacia afuera de esas líneas que hacen el cuento de lo que se debe hacer y lo que es mejor para ti, es cuando muerdes la manzana de Blancanieves, es cuando te pinchas con la rueca de la Bella Durmiente, es cuando pierdes los zapatos como Cenicienta...



Y a partir de ahí viene el príncipe y no se vuelve a saber de ellas, se supone que viven por ahí felices, en el palacio con su marido perfecto... ¿Qué cojones? ¿Qué pasa con ellas? Quiero saberlo, todos queremos saberlo, ¿Qué es lo que realmente hacen? Porque igual están en su casa poniéndose cerdas a chocolate, sin dar palo al agua y maltratando al príncipe o al revés y aquí no sabe nadie nada.



Lo que realmente quiero decir es que hasta las princesas tienen varios cuentos en su vida, no solo puedes vivir uno y mucho menos si es uno que parece estar ya escrito, nunca sabes si la siguiente página va a estar en blanco de repente y te las vas a tener que apañar, o si vas a derramar el café encima del siguiente capítulo y aunque puedas leer más te da repelús y te imaginas el capítulo como te da la gana sin importante si va a coincidir con el siguiente o no.

Eso es, aprende a salirte de la línea y a asumir lo que eso conlleva, no te diré que seas una princesa o un príncipe pero haz el favor de aspirar a reina y autora de tu propio cuento de hadas el cual harás increíble si sigues a tu corazón. No dudes.






By :Kiissy

Yo recuerdo

Recuerdo perfectamente aquel día. No entero sino solo fragmentos que crean un todo perfecto, el todo que me ayuda a seguir a delante ahora al rescatarlo desde el pasado y valorarlo como algo futuro.
Auquel día no podía pedir más por las mojadas calles de Londres, me sentía una extranjera emocionada por las famosas lluvias londinenses, captando todos los detalles desde olores hasta los colores y marcas de los coches que pasaban, recuerdo mirar al cielo en innumerables ocasiones también. Era un cielo gris, cerrado por la lluvia pero no me hacía sentir mal, no extrañaba el sol de verano.
Era una extranjera abierta totalmente a vivir toda una vida a cada instante que pasaba. Recuerdo que la profesora que nos acompañaba me obligó a abrir mi paraguas y yo a regañadientes acepté y continué la marcha por las calles, ahora bao un paraguas rosa.

No acabamos ni la calle cuando mi profesora de nuevo se me acercó y me dijo:
-Mira ese chico de tu izquierda, está solo, parece que le cuesta relacionarse y no tiene paraguas ni chubasquero...-Mientras me pegaba un codazo.
Por Dios, yo no tenía ni 14 años y le tenía pánico a los chicos, pánico, pero antes de reaccionar mi profesora le llamó con dos palmaditas en el brazo y le dijo que se acercase para cubrirse de la lluvia.
Él lo hizo tímidamente y un poco asustado por el ímpetu de mi profesora, me dio pena.
Por romper el hielo empecé a hablarle, le pregunté su nombre en inglés pero me respondió con una cara de no entender.-Perfecto.-Pensé.-Sólo me faltaba esto para hacer la situación un poco más incómoda. Yo no podía tenerle más asco a mi profesora en aquel momento, era un odio que ahora por supuesto no comparto.
Pero entonces él lo hizo. Me hizo el primer gesto de respeto, caballerosidad y cariño de mi vida, me tocó la mano fría con la que sujetaba el paraguas y me incitó a que la guardase en el bolsillo que ya llevaba él el paraguas. 
Yo desconfié, no me lo podía creer, por un momento pensé que iba a quitármelo de las manos y salir corriendo pero al contrario de todo eso se quedó a mi lado, me tapaba con el paraguas como si le fuese la vida en ello, intentando torpemente controlar la altura para que no me despeinase aunque no le costaba mucho porque era una cabeza más alto que yo, no trató rozarme ni incomodarme en ningún momento hasta el punto en el que él llevaba medio cuerpo fuera y yo totalmente protegida. Así que volví a intentarlo diciendo el mío primero y funcionó. Así lo hice con su edad, país, comida y ciudad favorita, la familia... Solo diré que era francés y tenía un año menos que yo.
Así fuimos el resto de la mañana paseando por Londres y aguantando las risitas de mis compañeras y profesora incluida por detrás. 
Yo iba un poco tensa pero en una nube, nos hicimos juntos vergonzosos una foto al lado del palacio real, llegamos hasta el Big Beng y ahí acabó. 
Cada uno subió a su bus y no pudimos volver a hablarnos por vergüenza. Nos veíamos por el colegio y nos saludábamos con un gesto de cabeza o media sonrisa hasta que el último día, para despedirnos yo me acerqué y le di un abrazo, un abrazo de esos importantes que das con fuerza y cariño y te devuelven con más fuerza y amor, de los que sabes que nunca volverás a tener con esa persona ni con nadie más, que se va a ir lejos la otra mitad de un "instante vital" como me gusta llamarlo a mi. Él reaccionó como si le hubiese regalado el cielo, nos separábamos y él lloró, sonrió por última vez y nos alejamos igual para siempre o igual no, quién sabe.
Volveré a hablar con él, quiero que recuerde conmigo aquella pequeña vida.
By:Kiissy

viernes, 24 de abril de 2015

¿Y si la realidad es imaginación? Esquizofrenia.

El cuerpo estaba en la cama, frío, vacío, muerto. Era de un joven que no llegaría a los 30 años de pelo castaño y que en vida podría haber sido perfectamente modelo de ropa interior... Pero no fue eso ni mucho menos, era estudiante y ahí estaba, o mejor dicho ya no estaba.

Imaginé hace tiempo que pasaba esto, que los días se cernían sobre mi y yo me protegí como pude, empecé a comer sano y a hacer ejercicio pero el presentimiento de que algo malo iba a pasar no se iba, mantuve el terreno de la salud pero comencé con ciertas paranoias. Las típicas como no cruzarme con un gato negro por la calle u otras no tanto como intentar percibir por el olor de la calle si iba a pasar algo bueno o malo. También me dio por comprar piedras, las que tenían propiedades de protección. En definitiva me volví loca tratando de despejar ese sentimiento que me comía por dentro hasta que acabé por matarlo a él. Tenía que ser él el protegido, no yo. ¿Pero que es la realidad sino un poco de imaginación?
Tomé la copa de cava, cava del malo y le di otro trago más hasta acabarlo, me lamí los labios que escocían cortados al pasar el alcohol y seguí mirándole.
Habíamos creado un mundo paralelo, vivíamos algo que nadie más sentía e incluso que muchos no conocían ni vivían, solo lo intuían...

Pero yo no me iba a dar por vencida, no tenía ganas ni tiempo de comerme la cabeza más.
Los días pasaban y yo no supe como reaccionar ante los constantes apuros de "¿Qué estoy haciendo con mi vida?, ¿es esto lo correcto?, ¿qué va a pasar ahora.?

Le acaricié por última vez y me fui a la cama que antes habíamos compartido felices, nunca más contigo, pronto con otro...-Pensé y caí en un profundo sueño que parecía tan real...



By:Kiissy

domingo, 19 de abril de 2015

Primer capítulo de ¿Monstruos?

Los días no son nada sin su aliento, me recuesto contra el marco de la enorme habitación tratando de ganar algo de calidez pero solo consigo sentirme como si la maldición de Kafka hubiese entrado en mi.
Cuando el reloj marca las once me decido a aparentar un día más, me visto y salgo de mi lamentable estado para sumirme en otro mucho más lamentable en mi opinión pero mejor visto por el resto del mundo, el de aparentar. Reviso mis uñas, me hago un moño lo suficientemente alto como para que no me moleste al conducir, rezo por tener las llaves, gafas de sol y el resto de cosas en el bolso ya preparadas y bajo al garaje con el dinero justo para comprarme un batido al llegar a la biblioteca.

Hoy empieza mi nueva vida, pero hoy el sol ha salido de nuevo para todos, menos para mi.


By: Kiissy

(Fragmento rescatado de mi segunda novela)

jueves, 16 de abril de 2015

Vuelvo con mi bebé.

Tras mucho tiempo perdida, con una espina clavada en el corazón, me he reencontrado con mi bebé.
Tengo el instinto cojo, los sentimientos en bolsitas de te y las lágrimas cansadas. Cada paso se deshace, uno tras otro me rompe, los caminos por los que me ha llevado han dejado cicatrices, me han enseñado lecciones con recompensas tan dulces como amargas, tan sinceras como extrañas...
He aprendido cosas maravillosas como tocar una hoja fotosensible y ver aparecer parte de mi en blanco y negro desde mi puesto de revelado, he acariciado con y sin guantes los químicos que permiten hacer magia en este mundo.
También he sentido el mar y lo he sentido con todo lo que tengo, apreciando lo que tanta otra gente ha hecho, llorando, riendo, amando, jugando, resignándome y muriendo (al menos una etapa de mi)...
He tenido tanto y tan poco, he sentido tanto y me queda tanto por descubrir, dejadme vivir y yo os contaré mi vida pero primero, he de vivirla.

By:kiissy

sábado, 11 de abril de 2015

Querida amiga.I

Querida amiga,

¿Es duro verme evolucionar? Cambiar mis creencias, ciertos valores y re categorizarlos, mezclar colores que antes no pegaban ni con cola... Veo que si, porque tu miedo infantil, tus sonrisas de falsedad, tus palabras hirientes, tu supuesto control de la situación... Me hace pensar que no me conoces realmente, que todos estos años no has sido mi amiga sino una marioneta que movía sus hilos tal y como le indicaban las corrientes y que te he hecho daño por tratar de ser mejor persona, por superar is problemas sin alborotos externos dando un 110% de mi misma.

Por todo esto creo que deberíamos dejar tanta falsedad, tal vez no por mi parte pero si por la tuya, eres una persona que no se merece nada malo, pero de mi no vas a recibir nada más que cuatro palabras de ánimo en los malos momentos por todo lo que fue. 
Una cena da para mucho, lo suficiente para ver todo esto.

Lo siento y hasta pronto.
By: Kiissy

miércoles, 8 de abril de 2015

Necesitamos empezar de cero.

Un bosque encantado no es más que una simple oda a los sueños de los niños, sueños que tus labios gritan si se acaba el mundo ante el abismo de mi cintura. Contoneando el cantar de las mañanas y haciendo el desayuno como si no quedasen horas me miras y me duermo otra vez por miedo a que mañana puedan atormentarme las pesadillas, aquellas escritas en tus manos y en tu pelo, aquellas que en cada beso hacían aparecer las dudas, no eres como creía, soy lo que esperabas pero ya no sabes como puedes contentarme.
By:Kiissy